...

menos rosarios y más bolas chinas


2 comentarios:

Asesino de Espejos dijo...

Jajajajaja.

Me encanta, en serio. No sé cómo te topas con estas cosas. Es cierto que últimamente paso por sitios y veo los muros que hay aquí y me acuerdo y los miro de otra forma, porque están aquí ;). Sin embargo también hay cosas como ésta, que mucho hay que observar para hallarlas.

Si me sincero, es cierto que muchas veces no me paro a leer lo que hay escrito en las paredes. O las aceras o los baños públicos. Viene bien un espacio como éste para detenernos en las cosas que, con las prisas, dejamos aparte en nuestra rutina.







Bravo

a p n e i c a dijo...

una de las cosas más divertidas para mi es cuando voy por la calle y encuentro algo y me paro, sonrío y decido hacerle una foto.

en ese momento, a veces veo la primera vez en la vida de alguien en que se para a mirar la pared. esa curiosidad nueva, aprendida porque me han visto... es como cambiar la vida de alguien los cinco segundos que se detiene. y a veces sonríen ellos también.